lunes, 31 de diciembre de 2012

LA PULGA Y EL ERUCTITO

 
 



La historia comienza en el centro de una gran ciudad llamada Yorkshire en ella vivía nuestro protagonista Mr. Pepito un ser completamente integrado en la rutina urbana, provenía de una familia adinerada y residía en uno de los rascapelos más grandes de la ciudad, uno de esos edificios llenos de cristales que emergen desde la superficie para terminar rascando la punta de los pelos más altos del lugar. Mr. Pepito era una pulga más bien triste, monótona y aburrida todos los días se levantaba a la misma hora, las 6:15 AM, se tomaba una, recién sacada, tasa de sangre fresquita, se enfundaba su flamante traje de ejecutivo de uno de esos modistos del momento, se montaba en su medio de transporte de última generación un Pulgacedez equipado con las más altas tecnologías del momento como ABS (Anti Bozal System) o ESP (Esquivador Subversivo de Peines) entre otros… y se dirigía a su oficina perteneciente a una de las empresas más importantes de Yorkshire… “El Ladrido Inglés” que además estaba situada en la mismísima calle del poder financiero de la ciudad… la famosa “Pelostreet”.

 

Nuestro protagonista se había mudado allí hacía ya mucho tiempo atrás; algunos de sus hermanos vivían en un razaní llamado Foxterrier ya que, como él, prefirieron emprender su vida lejos de su tierra natal. (Las pulgas dividen su mundo en razanientes, razaníes y pedigríes al igual que el ser humano lo hace en continentes, países y regiones). Pero la mayoría de su familia, que eran piojos de la más alta burguesía, vivía en ostentosas cabezas de los más altos cargos de la realeza humana.

 

Su día a día era hacer cuentas, comprar y vender acciones, él siempre estaba alerta para no perder ni una sola oportunidad que se presentara de engrandecer  las arcas de su empresa… estaba considerado toda una eminencia en su puesto pero, la verdad es que, empeñaba todo su tiempo en ello con lo que no le quedaba nada para interesarse por otras cosas de la vida.

 

Pero aquella mañana, aunque él aún no lo sabía, su vida iba a dar un giro de 180º…

 

…debían de ser las 9:20 AM, aproximadamente, y Mr. Pepito se encontraba en la sala de conferencias, como era habitual, para dar una extensa charla de voluntad y motivación a todos sus compañeros de trabajo, como de costumbre el ruido era ensordecedor ya que todos los miembros llegaban en tromba divididos en pequeños grupos que charlaban de diferentes asuntos mientras se acomodaban en aquella enorme sala cuyo eco hacía que las voces se multiplicaran haciendo que pareciera un enorme pulgadero. Mr. Pepito se encontraba colocando minuciosamente cada uno de sus papeles sobre un atril que parecía una reliquia sacada de la época de Puig XIV (antiguo rey de la historia de las pulgas) entre todo aquel modernismo que le rodeaba… una vez colocados perfectamente en el lugar preciso dirigió su atención hacia su también habitual vaso de “Sangre Sin”… (sin glóbulos rojos, por supuesto)… y fue entonces la primera vez que percibió algo extraño que le llamó la atención…

 

…al observar su propio reflejo en su habitual vaso de “Sangre Light” le pareció ver algo extraño…

 

…¿¡su propio reflejo le había guiñado un ojo!?...

 

…Mr. Pepito entonces decidió hacer la vista gorda y como si de un fallo del sistema se tratara volvió la vista a sus papeles para reordenarlos por décimo quinta vez consecutiva… la sala empezó entonces a enmudecer como consecuencia de que cada uno de los miembros ya había adoptado su tradicional sitio… era el momento… y Pepito empezó con su discurso… su voz era fuerte, imponente y grave pero no exacerbada, además en cada una de sus letras parecía dejar caer una gran gota de su interminable experiencia haciendo que sus palabras sonaran de distinta manera que cuando podías oírlas en boca de otros…

 

…”Mis queridos colegas pulgas, la economía de Pelostreet nos ha congregado hoy, aquí, para analizar detalladamente cada uno de los aspectos que definen la propia filosofía de nuestra empresa; el porcentaje de lo que somos es sólo una pequeña parte de la realidad que podríamos ser… (cof cof)

Una tos repentina pareció hacer presencia en nuestro contertulio, cosa a lo que no estaba acostumbrado, con lo que decidió hacer uso de su fresquito vaso de glóbulos rojos “invertidos de flujo sanguíneo”  y fue entonces cuando por segunda vez percibió algo que le llamó más que la atención…

 

…al observar como la sombra de su propio reflejo en la sangre de aquel ultra modernista receptáculo de cristal, le señalaba con el dedo en una dirección concreta reiteradamente…

 

…¿¡su propio reflejo le había señalado algo!?...

 

…Mr Pepito entonces carraspeo e intentó seguir con su discurso como si todo se hubiera reducido a un simple acto de sentirse cansado…

 

…”¡perdón! Como iba diciendo… nuestra realidad económica…(EeeeeecgK[onomatopeya de un eructito])”…

 

Era como un virus infectando un sistema informático perfectamente engranado, el murmullo se apoderó de la sala en cuestión de segundos y silencio parecía una palabra jamás inventada mientras ruido ensordecedor multiplicado por eco parecía hacerse cada vez más popular…

 

…nuestro intérprete volvió entonces lentamente su cabeza hacia la dirección que le había señalado su propio reflejo y pudo observar algo aún más asombroso…

…a su derecha se encontraba una enorme cristalera que formaba parte de la enorme fachada de aquel voluptuoso edificio y que a su vez servía de pared con el exterior y… reflejado en él…

…pudo observar ¡y escuchar! su figura, engrandecida por la distancia, que le preguntaba:…

 

…¿Por qué no les cuentas la verdad?...

 


 

(La pulga se tomó un pequeño segundo de respiro, pequeño porque para las pulgas como para los humanos los segundos tenían distintos tamaños dependiendo del minuto que les tocara vivir, mientras su corazón latía a mil “pulgaciones” por hora, se aflojó el nudo de la corbata con una mano mientras que con la otra se secaba el sudor de la frente y decidió sin saber muy bien porqué contestar a aquella pregunta aún a sabiendas de que todo aquello no parecía tener ningún sentido)


…¿A qué verdad te refieres? Preguntó sin ni siquiera entender porque lo hacía...


…¿Acaso crees que te están escuchando?...


(… ¿no lo hacen? Se preguntó para sí mismo…)


…¿no seas cobarde y cuéntaselo?..


…¿cobarde?,¿contarles qué? ¡Pero! , ¡¡¡Pero!!! ¿Quién eres?...


…Buena pregunta, ¿quién soy? ¿Y tú? ¿Sabes quién eres tú?...


…¿te gustaría saberlo?...


…¡tú no existes! Dijo con voz temblante...


…¿crees que no existo? ¿y tú? ¿existes?...


…¿sabes lo que significa existir?...


…Sí, contesto sin vacilar; yo existo (respondió con un convencimiento tan intenso que hasta se hizo dudar) porque estoy vivo y formo parte de la vida y…

…y tú sólo eres mi reflejo y no entiendo porque estoy hablando contigo.


…formas parte de la vida, ehhhhh¡  ¿sabrías decirme algo de la vida?...

…¿sabrías explicarme que significa la vida?...

…¿quieres venir?...


…¿a dónde? (preguntó titubeante)


…¿quieres venir a la vida?...


…Entonces ¿no estoy delirando?¿Dime? ¿estoy a punto de morir o algo de eso?...


¡Noooooooooooo! ¡créemeeeeeeee! aún no es tú momento de morir sino, más bien, todo lo contrario…


¡¡¡¡… ven conmigo…!!!!

 

 

 

Pepito aún incrédulo por todo lo que estaba pasando intentó recuperar la poca cordura que le quedaba y reuniendo las escasas fuerzas que aún le quedaban intentó dirigirse de nuevo al auditorio…

…¡perdonadme de nuevo señores! Lo que hoy quería contaros… (EeeeeecgK) …(EeeeeecgK) …(EeeeeecgK) …(EeeeeecgK) …(EeeeeecgK) …(EeeeeecgK) …(EeeeeecgK)…( un etcéteras por infinito en forma de EeeeeecgK pareció apoderarse de su garganta)

 

El pequeño eructito pareció apoderarse de nuestra entrañable pulga hasta el punto en el que ni una sola palabra entendible era capaz de fluir por sus labios; el auditorio volvió a retumbar como si de un concierto de los PULGATALLICA se tratara y nuestro protagonista compungido por todo aquel alboroto no tuvo más remedio que volver su mirada  hacia aquel reflejo de su propia persona como buscando una escapatoria a algo que, por primera vez en su vida, parecía escapársele de las manos… entonces pudo ver como aquel reflejo de su propia persona le estaba señalando con el dedo en una dirección concreta… señalaba al suelo en donde pareció abrirse un agujero en forma de persona vista desde arriba y del cual apareció una extraña criatura voladora que se asemejaba a un pequeño colibrí de color azul que, propulsándose en forma de pequeños impulsos voladores, se acercó hasta él y le dijo al oído…

 

…mi nombre es Adival…

… ven conmigo…

… ven conmigo, repitió…

¡acompáñame!

 

Acto seguido se propulsó de forma ininterrumpida hasta aquel hueco que se había abierto en el suelo, parecía tener tanta prisa pero a su vez tanta calma que recordaba a un niño impaciente por abrir sus pacientes regalos de navidad, y… como un truco de magia, sin darse uno cuenta, se introdujo en el agujero desapareciendo completamente…

 

…Pepito, por el contrario, se fue acercando lentamente como intentando resistirse a una realidad que se volvía ficción; pero, aunque dudándolo, se colocó encima de aquella forma extraña que parecía coincidir perfectamente con su silueta desde una perspectiva abismal y, tras pensárselo dos veces, se dejó caer por aquella misteriosa puerta con forma de él mismo visto desde arriba…

 

…nada más dejarse caer ya empezó a sentir como si volara, una sensación muy extraña para alguien que siempre había tenido los pies firmemente afianzados en el suelo, sintió como si se estuviera deslizando por un tobogán del tiempo lleno de luz y de colores que le hicieron sentir sus vísceras como cuando sientes el despegue de un avión, al principio entendió tanta velocidad que su mente no era capaz ni de razonar pero a medida que se adentraba en el túnel todo parecía ralentizarse de forma que su consciencia parecía despertar de un letargo irrecordable…

 

…a medida que la velocidad iba aumentando su pulso se iba aminorando y entonces…pudo ver a lo lejos, y por delante de él, a la extraña criatura que ahora parecía haber cambiado de tamaño y de color, Pepito seguía sin entender nada pero sabía que lo que le estaba ocurriendo no era malo, ni peligroso, era algo extraordinario…

 

…como si de un desagüe se tratara los dos fueron expulsados hacia el exterior y ahora se encontraban en medio de la nada, flotando, levitando, como en el espacio exterior…

 

…en medio de aquel útero de la nada Pepito intentó hablar pero sus palabras no sonaban, sólo sus ojos podían responder a los sentidos a los que él acostumbraba…

 

…una tenue luz parecía ser la única cosa que los comunicaba…

 

…pero entonces…

…escuchó dentro de su mente algo que le hablaba…

…Hola otra vez…

…soy yo Adival al que has seguido sin entender nada…

…no te asustes si ahora me ves más grande y de color “verderojoanaranjado”, son cosas de la relatividad; no debes preocuparte no te voy a hacer nada…

…Pepito que a pesar de los pesares parecía no haber perdido su mente agudizada le preguntó: ¿eras tú quién desde mi propio reflejo, hace un momento, me cuestionabas?...

…puede que sí pero no estoy aquí para darte respuestas…

…ni siquiera pretendo que tus respuestas sean preguntadas…

…estoy aquí para enseñarte la vida, para que comprendas quién eres, para que sepas lo que significa toda esta nada…

…mira a tu alrededor y dime: ¿qué ves?...

…no veo nada respondió; aún sin saber cómo lo había hecho sin utilizar ni una sola palabra…

…no es que no veas nada es que estas admirando la poderosa y absoluta nada…

…y eso ¿no te recuerda algo?...

…y antes de que pudiera responder; una luz cegadora eclipsó el único sentido para responder que aún le quedaba…

…una explosión sin igual, un BIGBANG, hizo presencia en un Universo que nadie recordaba, el espacio vacío se llenó de luz y todo se alborotaba, átomos que se desencajaban, moléculas que se desintegraban para volverse a formar en pequeñas partes de algo que se extendía para rellenar todo un reino gobernado en extensiones limítrofes por descomunales salas de nada cuyo palacio fue conquistado poco a poco por pequeñas estrellas que más tarde se reunían en galaxias para formar constelaciones que por orgullo propio crearon sus propias acumulaciones de planetas como para reclamar un reinado del que nunca fueron amas…

…quásares, agujeros negros, enanas blancas, super novas, estrellas de neutrones y demás lucubraciones que al mismo tiempo que se creaban se desquebrajaban…

…Pepito pudo sentirse parte de todo aquello, a la vez que, sin darse cuenta, a un pequeño planeta se aproximaba…

(… desde tan lejos todo parecía tan pequeño… más pequeño aún  de lo que él significaba…

…y cabe recordar que su tamaño, en su mundo habitual, no tenía ni comparación a todo lo que a su alrededor se conformaba…)

…ya te dije que aquí todo es relativo el tamaño no importa, la belleza tampoco, ni siquiera los sentidos tienen relevancia; dijo el extraño colibrí con una solemne, pero a la vez humilde, templanza…

(…sí, era el planeta en el que habitualmente respiraba al que se aproximaban… un lugar que, poco a poco, se agrandaba)…

…¡Sí! Ese punto tan pequeñito que se acerca es tú planeta; el colibrí desteñido espetaba…


(…él siempre había pensado que, por su tamaño en la Tierra, no debía pintar nada…

…había pensado que vivía la vida como le había venido y no debía pararse a pensar en lo que significaba…)

…pero su viaje en el tiempo seguía y no podía pararlo aunque a veces se agobiaba…

…se introdujo en la atmósfera de la Tierra y pudo observar con sus propios ojos como la misma cambiaba…

…pudo admirar la restructuración de unos continentes que parecían inquietos trasatlánticos que navegaban en medio de océanos cuyos mares parecían intranquilos trozos de galaxias extrañas…

…pudo observar como gigantescas tormentas rompían como pedazos de un tiempo al que sin querer, él, se acostumbraba…

…y sin saber ¿cómo?... fue testigo del primer arcoíris de colores que crearon las primeras lluvias, cuyo esplendor, le dejó repleto de sensaciones pues nunca pensó que algo tan hermoso podía haber existido en un lugar por el que él mucho más tarde retozaba; lo que le hizo pensar en todos los que en ese mismo momento a su alrededor pululaban…

…pudo observar como gigantescos animales prehistóricos se marchitaban…

…pero la naturaleza se apoderaba de aquel planeta con tal rapidez que le supo a poco las puestas de Sol, que no se repetían sino se multiplicaban, en un mar repleto de continentes radiantes de juventud cuya naturalidad le embriagaba de sonrisas llenas de toda clase de fenómenos cuya perplejidad le hacían perecer en una felicidad que se iba retornando en tristeza con la devastación de los mismo por la aparición de las construcciones humanas que iban tiñendo de gris todos los colores que la naturaleza había inventado de forma tan desinteresada…

…pero, tras sobreponerse a todo aquella maravilla sonoro-visual, también pudo volar por encima de todo lo que le rodeaba  y sin saber cómo se vio observando a su propia ciudad desde arriba; allí estaba Yorkshire, voló por encima de “El Ladrido Inglés”, ¡mira! “Pelostreet” y en un abrir y cerrar de ojos estaba sentado en un banco del parque más frondoso de toda su ciudad “Central Pulgark”; allí pudo observar los sonidos de un colibrí que revoloteaba, el amor de dos pulgas besándose, el amor de un padre jugando con su hijo, la felicidad que un “ipulgod” hacía sentir a un deportista en su afán por reconquistar su propia salud maltratada, la ilusión con la que un niño se comía su helado y el afán que conducía a un grupo de pequeños insectos a recolectar un miniatúrico pedazo desprendido de aquel frío dulce rebosante de vida… aquellos sonidos eran los sonidos del Universo, eran los sonido de la vida, eran los sonidos de un silencioso destino que había dejado el rastro de todo un infinito cuya orquesta parecía ser dirigida por el más sutil de los directores para que a nuestro contaminado oído le fuera difícil escuchar la insultante sinfonía de la vida… ¿quiénes somos y de dónde venimos?

 

 

..EeeeeecgK

 

 

(Éste fue el último eructo que se escuchó en la sala y, de hecho, fue muy diferente al resto; fue como el final de una larga pausa)

 

..Pepito, después de observar que aún permanecía en la sala, se deshizo con rabia de su elegante corbata, se desabrochó dos botones de su camiseta cansada y utilizó su dedo índice para dar tres fuertes toques al micrófono que, además de hacer sonar el chirriante ruido del típico desacople de antesala, hicieron acallar a un salón cuyos murmullos aún retumbaban…

 

 

 

…Pepito utilizó sus ojos para mirarlos a todos y cada uno a la cara como si fueran ellos el único sentido con el que se comunicara…

 

…Entonces…

 

 

…Pepito pronunció sus verdaderas palabras…

 

 

…Su primer y único discurso que le nacía del alma…

 

 

…De aquel pequeño ser brotaron grandilocuentes símbolos que aún son difíciles de asimilar…

 

…Para todos los presentes de aquel día, en aquella aula…

 

…O para todos los que esa silenciosa y pretenciosa sinfonía del Universo  fue creada…

 

…Entonces…

 

 

…Pepito pronunció su verdadero discurso, el discurso en el que los silencios sonaban…

 

 

 

 

 

La vida es como un gran refugio

En donde resguardarse de la muerte

En donde uno puede resistirse

En donde uno puede "sentir-se"

En donde uno puede ayudarse

En donde uno puede ayudar a los demás

Y donde uno aprende que la única forma de sentirse seguro

Es vivir y ya está…

 

…la vida es como una gran escuela

En donde aprendemos a entendernos como personas

En donde adquirimos nuestros valores e ideales

En donde nos hacemos a la idea de hasta dónde podíamos llegar

Y en donde aprendemos que el camino que escojamos

Sólo depende de nuestras ganas de respirar.

 

La vida es ser débiles

Lo que nos hace hacernos fuertes

Y estar preparados para todo lo que venga

Independientemente de la gravedad.

 

La vida es, a veces, tan fácil

Como, a veces, difícil

Tal y como, a veces, te desafía

Para más tarde darte una tregua

Lo que te hace amarla y sentir que aún puedes llegar un poco más allá.

 

La vida es simplemente

Como una caja de respuestas

Como un conjunto de preguntas

Es algo maravilloso

Es algo hermoso

Es un regalo que nos hace el Universo

Es una oportunidad que él nos quiso brindar

Para que podamos demostrarle quienes somos

Para que podamos demostrarle de lo que uno es capaz

Para que podamos demostrarle hasta cuanto podemos amar

Para que podamos demostrarle cuan felices podríamos llegar a estar

En realidad, es algo más que todo eso, es la oportunidad

Para que podamos dejar de demostrar…

…es nuestra oportunidad de llorar y sentir cada una de las sensaciones...

...que previamente y con alevosía escondió para que “TÚ” las puedas encontrar.

 

La vida es la respuesta al camino

Es la que te alienta al principio

Y la que te acompaña hasta el final…

…cuando el cansancio te hace pensar que has llegado a la meta

Sólo debes mirarla a los ojos

Y ella te recompensa sin tan siquiera una palabra pronunciar.

 

La vida no es sólo una fórmula temporal

Ni tampoco una constante de lo abismal

No es una derivada de lo finito

Ni una integral de lo infinitesimal

Es sólo una pequeña oportunidad para entregarlo todo

La oportunidad de mezclarte con tu alrededor

La oportunidad de disfrutar de cada instante

La oportunidad de hacer felices a los demás

La oportunidad de sentir y dejarse llevar

La oportunidad de ser un número que nadie puede contar.

 

La vida es una forma de finalizar

Es una forma de llegar

Es una forma de ganarnos a nosotros mismos y a los demás

La vida es una forma de la muerte

Es una forma de seguirnos sin parar.

 

La vida es sólo un pequeño paso

Entre hoy y mañana

Entre lo real y lo irreal

Entre lo cercano y la eternidad.

 

La vida es simplemente…

…como Adival pero leído de delante hacia atrás.

 

Firmado: Pepito.

3 comentarios:

Juls dijo...

A veces hace falta recordarlo. Muchas gracias :)

SAMANIEGO dijo...

Gracias a tí ;)

SAMANIEGO dijo...

La vida, ¿quién sabe? adiv aL