viernes, 9 de enero de 2009

RECETAS 1...

APERITIVOS DE LA VIDA

La noche duerme el vestido que el día jamás quiso ponerse
Y aún así hay momentos en los que parecen quererse.

El silencio y la nada no son iguales aunque quieran parecerse
Y aún así yo los vi juntos aunque, ellos me contaron que no lo cuente.

El sonido busca la letra de una imagen con la que autoabastecerse
Y aún así yo he visto notas que se proclaman, a sí mismo, independientes.

La luz luce el valor que el destino nunca quiso devolverle
Y aún así, si no te fijas, puedes observar como alguna sombra vierte.

El amanecer cuenta la alegría con la que el ocaso quiso entristecerse
Y aún así yo los vi juntos aunque, ellos me contaron que eso no pudo serse.

El anochecer despierta el desnudo que el orto jamás quiso atreverse
Y aún así yo fui testigo de que quisieron, quisieran o quisiesen como perderse.

El orto dio a luz a un ocaso casi indemne
Y un silencio que se quiebra pudo, pudiera o pudiese querer verse.

Cada medio día un ocaso da a luz a un orto que se emerge
Y un silencio que se quiebra pareció, pareciera o pareciese querer desvanecerse.


5 comentarios:

inesuja dijo...

por favor, sigue escribiendo.
:-)

la princesa inca dijo...

encantada de visitar tu blog...
que llegué aél por inesuja
saludos inesuja

los libros que hay preferidos en el blog son geniales
comparto tus gustos

saludos alos dos

besos

cris

SAMANIEGO dijo...

BIENVENIDA A MI BLOG, ESTAS INVITADA CUANDO GUSTES... IGUALMENTE ENCANTADO DE QUE UNA PRINCESA INCA VISITE MI BLOG. :)

Juls dijo...

OHHHH..PRECIOSO, SOBRE TODO LAS DOS PRIEMRAS FRASES..

BESOOS!

SAMANIEGO dijo...

MUCHAS GRACIAS JULS.

UN BESO Y SE FELIZ
:)